EXPOSICIÓN XIX BIENAL: Proyecciones A UN PUNTO DE FUGA (por el Equipo Material/Visual) & CUADERNOS DE VIAJE (de Álex Moreno)

 

NEGATIVO FOTOGRAFÍA GALERÍA SUBSUELO PASAJE MATTE SUPERPUESTA CON UN DIBUJO DEL ARQUITECTO ALEX MORENO

 

Del martes 14 de abril, hasta el 31 de mayo de 2015 exposición A UN PUNTO DE FUGA, un trabajo del equipo MATERIAL/VISUAL, patrocinado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, con el auspicio del Colegio de Arquitectos de Chile.

 

Los arquitectos proyectamos, de diversas formas, en diversas dimensiones. Hay dos maneras fundamentales de comprender el tipo de proyecciones que hacemos; la más importante de todas, la columna vertebral de nuestro oficio, es El Proyecto. Las otras proyecciones, aquellas operaciones que nos sirven para desarrollar el proyecto, para comunicarlo, son los llamados Medios de Representación: los planos, las maquetas, los modelos 3D, los croquis, las fotografías, incluso la lengua escrita, todos sirven, y lo que es más importante, todos nos permiten compartir conocimiento arquitectónico.

El dibujo de croquis por ejemplo, opera a partir de dos fuentes de observación: por un lado, pueden registrar instantes de nuestra realidad visual (lo que vemos), pero también sirven para materializar nuestros pensamientos en algo intermedio, pero visible, que nos permite contemplar lo que pensamos con nuestros propios ojos y comunicarlo a otras personas. 

Los croquis de ésta exposición se presentan en un formato estándar, es decir, son arte y son un método a la vez. Este formato permite al dibujante trabajar en terreno, como también mostrar su trabajo en limpio de manera sencilla, plástica e inmediata.

La fotografía también es una forma de pensamiento materializado. El fotógrafo, al igual que el dibujante, se relaciona con lo que ve. El fotógrafo explica lo que ha visto, lo explica por medio de su punto de vista. 

La Perspectiva es como la Fuerza de Gravedad de la percepción visual. A Un Punto de Fuga le significa al fotógrafo situarse en el centro de la perspectiva, y al observador, comprender las partes, la estructura esencial del espacio representado. En Blanco y Negro se muestra la visualidad esencial, pero también se alcanza a preservar la sensación de lo material. El Blanco y Negro es atemporal, se parece mucho a la memoria. Las Galerías del Centro son patrimonio que merece ser registrado de manera bella, porque fueron proyectadas con generosidad: permiten el tránsito a pie con confort, ofrecen servicios y regalan arte a todos lo que se desplazan por ellas. 

Las Galerías del Centro, son un ejemplo para el país que queremos, del país que ya tenemos.