PULKOVO

Las fotografías de este centro astronómico cerca de San Petersburgo (Leningrado durante la URSS) fueron tomadas al rededor de 1971, al parecer por mi padre, el astrofísico Guillermo Carrasco Villagra .

FCC

 

Acerca de la exposición en el Colegio de Arquitectos el 14 de abril de 2015

 

La pregunta fundamental es ¿por qué vale la pena que cualquier arquitecto sepa cómo hacer fotografías?, en especial los que quieren ser arquitectos. ¿Por qué la fotografía no es más ni menos que el croquis?

Hay dos temas aquí. Está el tema de las proyecciones -respecto al título que propongo- que engloba tanto al croquis como a la fotografía, la acción u operación de proyectar, aprovechando al contrapunto de la exposición: los croquis de Álex Moreno. Que los medios para representar arquitectura, que son variados, incluido el medio escrito, porque aún en palabras, nos estamos refiriendo a algo que no está presente, aún no es, ya fué o deseamos inspeccionar; que está apartado, que ya no existe o que va a ser; el proyecto es una operación sobre algo “que va a llegar a ser”.

Lo que estamos poniendo de manifiesto, por una fantástica coincidencia, la etimología del proyecto se une a la etimología de sus propios medios de representación, que es por medio de todo tipo de proyecciones. Siempre se proyecta; proyectar visto como planificar, como ver en el futuro y manipular las diversas posibilidades del proyecto, gracias a los medios de representación, para ir ajustandolo, para que llegue a ser algo; o también, de proyectar lo que tienes en tu cabeza, o lo que estás viendo a través de tu cabeza, como es el caso del croquis.

Con la fotografía estás proyectando lo que viste, por un instante o por un buen rato, da igual. Con el croquis puede ocurrir una proyección doble, que puede ser tanto lo que te estás imaginando, como lo que estás viendo. Yo creo que ése sería el hilo conductor que lo que vamos a explicar, tanto en la exposición como en la conferencia; ésa es la clave.

Si tú al principio me preguntabas “¿de qué vas a hablar en la conferencia?” , de ésto se trata nuestra explicación.

Podemos hacer más imagenes, pero yo creo que es mejor escarbemos en las fotos que ya tenemos; tenemos bastante material. Tu tienes tus propias proyecciones y yo tengo las mías, y ahora estamos trabajando juntos de manera sincronizada. Entonces, a mi me gustaría que indagáramos en tu archivo fotográfico, porque a mi me sirve, por ejemplo, para referirme a mi propio trabajo fotográfico y volver a observarlo que una forma que quizás no lo había visto antes. Te ayuda a encontrar nuevos significados, como cuando vuelves a leer un libro diez años después de la última vez.

Voy a volver un poco más atrás. Hay un pensamiento muy tonto, una de pensar que es culpa del modelo de sociedad en que vivimos: la pregunta sobre ¿quién es el autor de todo ésto? El arquitecto suele sufrir mucho con las circunstancias de la autoría, el reconocimiento al trabajo propio, la obra. El ego comienza a contaminar las emociones en torno al trabajo hecho. En nuestro caso, esta exposición no hubiese sido posible si no nos hubiésemos reunido para trabajar.

Para quienes estamos preocupados del mundo de la educación, tenemos que aplacar los egos, que nos demos cuenta que se puede hacer una obra, de mejor forma, con más gente.

Compartir…

Éso mismo. Porque compartiendo no sólo se aprende, el producto mejora, ¡claro que mejora!

Hay un hecho que también es indiscutible, es que somos cerebros sociales. Nosotros somos prósperos como especie, no sólo porque tengamos un cerebro muy desarrollado y unas manos con un pulgar opuesto; es porque nos potenciamos, los seres humanos nos potenciamos con otros seres humanos. La historia es muy clara al respecto, los seres humanos que crecen en aislamiento, estos niños lobos que se han rescatado de la selva, por mucho que sobrevivieron gracias a su propio ingenio, su intelecto no posee la ventaja de un cerebro desarrollado en un entorno social.

Ésto, lo que vamos a exponer, entienda que ha sido posible gracias a que nos hemos reunido dos personas, que estamos compartiendo nuestras particulares experiencias en torno a un tema común, que es la fotografía; trabajando de una manera sincronizada. Por lo tanto ésto se trata de un trabajo absolutamente colectivo. Ésto es creatividad colectiva.

Situarse…

Bueno, una cosa que aprendimos respecto de la fotografía es que cuando tu haces una fotografía, ya no digo cuando tu tomas una fotografía, porque los turistas toman fotografías…

¡Tampoco seamos despectivos! Aquí no venimos a tratar mal a nadie.

Muy bien. Entonces el fotógrafo hace fotos, y cuando tu haces una foto, te tienes que situar. ¿Qué significa situarse? Significa tomar el punto de vista…

Cuando hagas el texto, menciona lo del proyecto; lo del proyecto arquitectónico como trabajo, lo de la proyección; porque uno proyecta algo, y al final, eso es algo que termina siendo realidad. Que comienza como un sueño que logras hacer realidad.

El proyecto consiste en éso. Uno utiliza los medios de representación para que ese proyecto se vuelva una realidad. El proyecto y el proyectar son un contínuo en la acción arquitectónica. El arquitecto trabaja proyectando todo el tiempo.

Pero vuelve más atrás. Yo creo hay que tratar de conjugarlo con el hombre; es el hombre el que proyecta. Tienes un sueño, proyectas ese sueño y lo construyes.

Y cuando dibujas también te proyectas. Por éso es importante situarse, porque el croquis, por ejemplo, está muy valorado en sí, aunque hace falta valorar el punto de vista desde donde se está haciendo ese croquis, algo que no está muy asumido cuando te enseñan a croquear en la escuela de arquitectura, porque el croquis, ya por el hecho de haber pasado por este canal que conforman el ojo, el pensamiento y la mano, ya tiene valor por el esfuerzo que ha involucrado toda esta sucesión de operaciones encadenada.

Yo creo que los académicos de la representación, según lo que comentamos acerca de la situación del observador, pasan por alto que los estudiantes no pueden simplemente sentarse en cualquier parte, a los pies de un árbol sólo porque ahí hay lugar para apoyar la espalda mientras dibujan, porque desde allí, desde ese punto de vista, van a tomar lo que sea. Situarse significa poner a conciencia tu cuerpo en la escena…

Cómo situarse. Cómo enfrentarse a un espacio…

Lo que nosotros descubrimos cuando hablamos de situarnos a un punto de fuga, es una forma de decir “volvamos a lo básico, observemos desde el centro de la escena”, como quieras: en una situación panorámica, más cerca, un poco más alejado… pero siempre desde el centro.

¿Por qué es interesante? Porque mirar desde el centro te ayuda a deconstruir el espacio; puedes entender su estructura, las partes con las que se ha construido ese lugar. Éso es lo que tiene de revelador el situarse según el eje de simetría de una escena.

Por ahí partimos…

GNN,FCC 20150330

EXPOSICIÓN XIX BIENAL: Proyecciones A UN PUNTO DE FUGA (por el Equipo Material/Visual) & CUADERNOS DE VIAJE (de Álex Moreno)

 

NEGATIVO FOTOGRAFÍA GALERÍA SUBSUELO PASAJE MATTE SUPERPUESTA CON UN DIBUJO DEL ARQUITECTO ALEX MORENO

 

Del martes 14 de abril, hasta el 31 de mayo de 2015 exposición A UN PUNTO DE FUGA, un trabajo del equipo MATERIAL/VISUAL, patrocinado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, con el auspicio del Colegio de Arquitectos de Chile.

 

Los arquitectos proyectamos, de diversas formas, en diversas dimensiones. Hay dos maneras fundamentales de comprender el tipo de proyecciones que hacemos; la más importante de todas, la columna vertebral de nuestro oficio, es El Proyecto. Las otras proyecciones, aquellas operaciones que nos sirven para desarrollar el proyecto, para comunicarlo, son los llamados Medios de Representación: los planos, las maquetas, los modelos 3D, los croquis, las fotografías, incluso la lengua escrita, todos sirven, y lo que es más importante, todos nos permiten compartir conocimiento arquitectónico.

El dibujo de croquis por ejemplo, opera a partir de dos fuentes de observación: por un lado, pueden registrar instantes de nuestra realidad visual (lo que vemos), pero también sirven para materializar nuestros pensamientos en algo intermedio, pero visible, que nos permite contemplar lo que pensamos con nuestros propios ojos y comunicarlo a otras personas. 

Los croquis de ésta exposición se presentan en un formato estándar, es decir, son arte y son un método a la vez. Este formato permite al dibujante trabajar en terreno, como también mostrar su trabajo en limpio de manera sencilla, plástica e inmediata.

La fotografía también es una forma de pensamiento materializado. El fotógrafo, al igual que el dibujante, se relaciona con lo que ve. El fotógrafo explica lo que ha visto, lo explica por medio de su punto de vista. 

La Perspectiva es como la Fuerza de Gravedad de la percepción visual. A Un Punto de Fuga le significa al fotógrafo situarse en el centro de la perspectiva, y al observador, comprender las partes, la estructura esencial del espacio representado. En Blanco y Negro se muestra la visualidad esencial, pero también se alcanza a preservar la sensación de lo material. El Blanco y Negro es atemporal, se parece mucho a la memoria. Las Galerías del Centro son patrimonio que merece ser registrado de manera bella, porque fueron proyectadas con generosidad: permiten el tránsito a pie con confort, ofrecen servicios y regalan arte a todos lo que se desplazan por ellas. 

Las Galerías del Centro, son un ejemplo para el país que queremos, del país que ya tenemos.